Más seguros en la carretera

16 April 2014
Hoy comienza la segunda parte de la operación salida de Semana Santa y seguro que sois muchos los que optareis por el coche en vuestros desplazamientos. En los viajes largos en carretera confluyen una serie de factores que pueden afectar a nuestro rendimiento y capacidad de reacción y por eso conviene seguir una serie de recomendaciones que nos ayudarán a reducir los niveles de fatiga y a evitar sustos al volante.

El 40% de los accidentes de tráfico están causados por distracciones. Descuidar la carretera para cambiar el GPS o la radio, hablar por el móvil, fumar, comer o beber  entraña riesgos elevados e innecesarios.

Chequear el vehículo antes de iniciar cualquier desplazamiento, puede evitarnos muchos sustos, por eso debemos realizar algunas comprobaciones mínimas como el nivel de aceite, el estado de los neumáticos, la suspensión, las luces y los frenos.

La hidratación a la hora de conducir también es muy importante. Los mareos, el cansancio, el dolor de cabeza, la debilidad o la somnolencia son claros síntomas de deshidratación que pueden evitarse siguiendo unas recomendaciones básicas. Además de parar a descansar cada dos horas, los expertos aconsejan hidratarse mediante la ingesta de zumos de frutas u hortalizas, refrescos, té, café o bebidas isotónicas.

En la medida de lo posible, evita comidas copiosas porque el tipo de alimentos que se toman antes y durante el viaje también influye en la conducción.

Si se consumen medicamentos, que sea bajo control médico, asegurándote de que no tienen efectos negativos para la conducción como mareos, vértigos o somnolencia.

Aunque al volante todas las recomendaciones son pocas, si cumples con estos consejos básicos podrás asegurarte un viaje sin sobresaltos. ¡Buen viaje!

Related news

TOP