Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

La galería de los susurros

29 Abril 2016

Es una de las terminales más grandes del mundo, pero este no es su único mérito. Y aunque desde 1913 se rebautizó como "Grand Central Terminal", muchas personas continúan refiriéndose a ella como "Grand Central Station. Enclavada en el corazón de la Gran Manzana en Nueva York, tiene la capacidad de dejar atónitos a todos sus visitantes con la decoración de sus bóvedas, su arquitectura y banderas estrelladas.

La terminal alberga infinidad de bares y restaurantes pero también uno de los lugares más curiosos de la ciudad, la conocida como "galería de los susurros" o "the whispering gallery".

Ubicada junto al Oyster Bar, se trata de un hall abovedado que tiene la facultad de hacer llegar los mensajes de un lado a otro de la bóveda sin necesidad de levantar la voz y sin tener en cuenta los niveles de ruido a lo largo del corredor. Dos personas que se sitúen en esquinas opuestas de la galería, pueden comunicarse perfectamente mediante susurros.

Pero la estación neoyorkina no es el único edificio que cuenta con este tipo de fenómeno acústico. Otro ejemplo lo encontramos en la parte alta de la cúpula de la catedral de San Pablo de Londres o en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia. En ambos edificios el visitante puede mandar mensajes al otro extremo susurrando a la pared sin que lo perciban quienes están ubicados entre ellos. ¿Curioso no?

Noticias relacionadas

TOP