Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

10 gestos en nuestra vida cotidiana para ayudar al planeta

22 Abril 2019

El calentamiento global está destrozando poco a poco la naturaleza, la contaminación no para de aumentar y la energía que gastamos es muy alta, por este motivo, está en nuestras manos el ser más sostenible.

 

Desde MLO nos gustaría proponeros 10 hábitos realmente sencillos con los que puedes aportar tu granito de arena. ¡Vamos allá!

 

1. Utiliza transporte sostenible: eligiendo un transporte sostenible como MLO, estarás contribuyendo a la mejora del medio ambiente, ya que una de nuestras preocupaciones  es la reducción de los impactos ambientales, es por ello que realizamos esfuerzos con los que se han logrado notables progresos en materia de ahorro de emisiones, gestión de residuos y consumo de energía y agua. Otra de las opciones puede ser compartir transporte o utilizar uno 100% eléctrico. Fácil, ¿verdad?

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Reutiliza bolsas o envases: cuando vayas a la compra puedes reutilizar tus bolsas de plástico en vez de comprar una nueva, o si tienes alguna de tela en casa, puede ser el complemento perfecto para tu día a día ya que, de esa forma evitas el consumo masivo de plásticos. También puedes reutilizar aquellos envases que tengas por casa en vez de comprar un botellín de agua diario.  Al final si utilizas un poco la imaginación hay miles de accesorios que se pueden reutilizar y el medio ambiente te lo va a agradecer.

 

3. Recicla en casa: tan sencillo como dividir la basura generada en casa en tres secciones: cartón o papel, envases y vidrio.

 

4. Apagar las luces: a veces gastamos mucha electricidad sin ser necesario, por las mañanas en vez de encender todas las luces de casa, levanta bien las persianas, de este modo entrará la luz natural en ella y a la vez estarás protegiendo al medio ambiente. ¡Tus facturas también lo notarán!

 

5. Evita derrochar agua: usa tan solo el agua que necesites, por ejemplo, si vas a lavarte los dientes o las manos, apaga el grifo mientras te estés cepillando o enjabonando. El ahorro de agua es super importante y es de las cosas que se encuentran en nuestra rutina diaria.

 

6. Reduce el desperdicio de alimentos: cocina solo lo necesario, si sobra comida puedes congelarla o guardarla en un tupperware para otro día en vez de terminar en la basura.

 

7. Viste con tejidos naturales: existen tejidos cada vez más sostenibles, por ejemplo, existen campañas de ropa reciclada por parte de algunas de tus tiendas favoritas, ¡súmate a ellas!

 

8. Cuida la alimentación: reduce el consumo de alimentos cárnicos y aumenta el de frutas, verduras y hortalizas y disfruta de todas en ellas en sus distintas temporadas.

 

9. Utiliza bombillas de bajo consumo: las bombillas de bajo consumo nos permiten ahorrar energía por lo tanto también colaboramos con el medio ambiente.

 

10. No tirar aceite por el fregadero: si limpias el aceite con una servilleta o trapo antes de colocar la sartén al fregadero estarás evitando la contaminación que genera el aceite (por cada litro de aceite se requieren 1.000 litros de agua), además de ahorrar detergente y agua.

 

En definitiva, con pequeños granitos de arena, podemos ayudar al medio ambiente y contribuir a su desarrollo sostenible. Lo que para nosotros es poco para la naturaleza es mucho.

 

Desde MLO nos gustaría que conocieseis nuestra memoria de sostenibilidad y con ella las pequeñas acciones sostenibles que están en nuestra mano. Consúltalo aquí.

 

¡En MLO apostamos por un mundo sostenible!

Noticias relacionadas

TOP