PON A PUNTO TU BICI

13 Mayo 2020

Hemos vuelto a salir a las calles para dar paseos y hacer deporte individual. Muchos han aprovechado para hacerlo con sus bicis. Si tú aún no lo has hecho, ¡no te preocupes! Queremos que pongas a punto todas las partes de tu compañera. La ciudad se merece que te muevas de una forma sostenible, piensa en el medioambiente y haz ejercicio recorriendo tus calles favoritas.

Te dejamos en este post unas recomendaciones para que, revisar el estado de la bicicleta sea lo más ameno posible y a la hora de salir a la calle no tengas sorpresas.

Las ruedas

Seguro que hace mucho que no sacas tu bici. Por eso, revisar correctamente las ruedas es una de las partes principales para volver a montarte en ella. Lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que la presión de las ruedas es la correcta y mientras las hinchas revisar que no hay grietas en su superficie.

La presión correcta es la que indique el fabricante, aunque podemos adaptarla al tipo de recorrido que vayamos a hacer. Por ejemplo, más presión si vamos a hacer un recorrido por pista o carretera o menos si la actividad que vas a realizar es en la naturaleza.

Los frenos

Revisa los frenos, ¡no quieras salirte de tu camino! Comprueba que las zapatas están bien ajustadas sobre la llanta, ajústalas con el tensor hasta que consigas la posición que consideres más oportuna para realizar la acción de frenar. No seas exagerado, algo lógico, ni muy cerca ni muy lejos.

Y, por supuesto, si están muy gastadas cámbialas. ¡Son muy baratas y te aseguras una frenada correcta!

La cadena

Pon la bicicleta del revés y mientras giras los pedales quita la grasa seca de la cadena con un trapo o paño (que acabarás teniendo que tirar). Revisa que todos los eslabones están correctamente enlazados. Ahora, si notas ruidos raros es probable que necesites engrasar la cadena para minimizar el desgaste, la fricción y la oxidación de la cadena.

Realiza el mismo proceso con los piñones, eso sí, sé muy cuidadoso es la parte más delicada de tu bicicleta. De paso, revisa toda la tornillería y que todo esté en su sitio, que no estén oxidados y si lo están, cámbialos.

¡Ya está! Ahora asegúrate de que tu sillín y manillar están a la altura correcta para tu estatura y que esto no te acarree ningún problema de salud por pedalear en mala postura. Ya puedes salir a disfrutar de la ciudad o la naturaleza con tu compañera que tanto tiempo llevaba pidiéndote que la sacases.

¡A pedalear!

Noticias relacionadas

TOP