El cine y el tren

13 Agosto 2021

El maestro Orson Welles comparó el cine con un tren eléctrico. Además, la pantalla ha mostrado excelentes historias relacionadas con vagones y viajes, desde "La llegada del tren", una de las primeras filmaciones de los hermanos Lumiére, que producía el efecto de aterrorizar a los espectadores.

No cabe duda del atractivo inmenso que tiene el tren o sus variantes como el metro, el tranvía en nuestro imaginario colectivo. Han dado pie a memorables comedias, dramas, y filmes de terror, aunque los largometrajes ferroviarios se prestan sobre todo al thriller y al suspense. A lo largo de nuestra vida hemos visto infinidad de películas en las que las historias transcurrían en una estación, un tren, o un vagón. En ese mundo que nos transporta de un sitio a otro, de un punto a otro de un territorio, o de una ciudad, en distancias largas o cortas, la vida de sus protagonistas puede cambiar.

Encontramos situaciones de asesinatos, suspense, thriller como en Alarma en el expreso de Alfred Hitchcock (1938) o la clásica Asesinato en el Orient Expréss de Sidney Lummet ( 1974).

El metro de Nueva York nos ha dejado miles de imágenes de robos, dramas, secuestros…como Asalto al tren Pelham 123 de Tony Scott (1995)

Polar Express, película de animación de Zemeckis (2004) nos llevará al polo norte para pasar unas navidades mágicas.

Viaje a Darjeeling de Wes Anderson, los hermanos Whitman se van de viaje a la India para tratar de recuperar su relación de confianza mutua. Pero su verdadero viaje comenzará cuando les echen del tren y se queden tirados en mitad del desierto. 

No te pierdas estas y muchas más películas y empieza ya tu viaje en el metro o tren.

Noticias relacionadas

TOP