Sunrise Express, el tren japonés diseñado para dormir durante el trayecto

06 Marzo 2022

Los japoneses son un pueblo de gran productividad y no está claro si por necesidad o por amor propio, dan al buen descanso un lugar destacado en sus vidas. 

Impulsado por el amor al sueño y la necesidad cada vez más latente de poder desplazarse con la mayor puntualidad posible, Japón experimentó una considerable expansión de su red ferroviaria en la década de 1960. La necesidad era agilizar el tiempo que se tardaba en cruzar la isla de este a oeste, para que los trabajadores de todo el país pudieran ir de un lado a otro sin llevar demasiados vehículos y, por tanto, sin tropezar con los retrasos.

Una vez construidas las vías férreas, se necesitaban trenes. Aquí es donde entra el ingenio. Como los trenes de esa ruta transportaban sobre todo a los viajeros que iban y venían del trabajo, a horas extremas como el amanecer y hasta bien entrada la noche, los japoneses pensaron en construir trenes que fueran una especie de "cama para dormir", de modo que las horas de viaje se transformaran en horas de descanso.

El más famoso de estos trenes, aún en servicio, es el Sunrise Express, también conocido como Sunrise Seto. Este es un tren dedicado por completo a la comodidad. De hecho, en el interior sólo se pueden encontrar lugares para dormir la siesta en la cuna de los ruidos del tren japonés, conocido como el más silencioso jamás construido.

El Sunrise Express tiene zonas separadas por precio, que van desde la cabina con una cama individual y todas las comodidades privadas, incluida la ducha, hasta la sección del tren en la que se puede experimentar la famosa comodidad del "Nobi Nobi" o una alfombra en la que se puede tumbar libremente y descansar con la posibilidad de abrir los ojos en cualquier momento y vislumbrar el paisaje que pasa.

En el Sunrise Express se puede comprar una tarjeta de ducha. Esto suele ser muy popular, ya que las duchas son limitadas debido a la disponibilidad de agua.

La higiene de un tren de este tipo es máxima. Se limpia todos los días entre las pausas de las estaciones terminales.

Un viaje de una costa a otra de Japón en este tren puede costar unos 130 euros con los servicios básicos, pero si eres más sibarita, hay servicios tan personalizables que el coste de un viaje puede ascender a miles de euros.

¿Irías en este tren dejándote acunar por los paisajes de Japón?

Noticias relacionadas

TOP