El mundo de las maquetas ferroviarias

17 Abril 2022

Entre las pasiones de muchos amantes de los trenes, se encuentra el modelismo ferroviario. No todo el mundo está familiarizado con este sector y, en la mayoría de los casos, uno se encuentra mirando con pasividad las pequeñas obras maestras. En el post de hoy trataremos de profundizar en este tema e informar a todos aquellos que quieran acercarse a esta pasión, aunque sólo sea por curiosidad. 

UN POCO DE HISTORIA

Para descubrir realmente el modelismo ferroviario es importante conocer sus orígenes; el modelismo ferroviario es un término acuñado en los tiempos modernos, en 1951. Como se puede imaginar, el modelismo ferroviario es la reconstrucción fiel a escala de los ferrocarriles y de gran parte del mundo que los rodea.

A lo largo de la historia, el modelismo ferroviario ha evolucionado de diferentes maneras. Los primeros pasos se dieron a principios del siglo XX, cuando se introdujeron los trenes eléctricos en el mercado y la gente empezó a considerar las antiguas maquetas ferroviarias como verdaderos conjuntos estáticos. La propuesta de escenarios estáticos ha tenido la capacidad de dividir dos filosofías de pensamiento, una en la que se centra en la reproducción detallada de una porción de paisaje ferroviario (diorama); la otra en la que los recorridos ferroviarios tienen la capacidad de alcanzar cientos de metros (maqueta).

En esta dicotomía se encuentra el modelismo ferroviario, que pertenece a ambas filosofías y que tiene la capacidad de abarcar diferentes funciones prácticas; entre las más significativas están sin duda: la creación de los elementos escénicos de la maqueta, la construcción de una vía rodante, las miniaturas, la electrónica para el control y la guía de las distintas maquetas en el recorrido; añadiendo a estas características la reproducción fiel de las localizaciones y los horarios de los ferrocarriles originales.

ESCALA H0

Como puede imaginarse, las propuestas, ya sean del modelismo ferroviario o de dioramas particulares, en la mayoría de los casos se reproducen a una escala menor que la original. Esto se hace no sólo por una convención espacial lógica, sino también y sobre todo para mantener bajos los costes económicos, que ya son muy elevados de por sí. El modelismo ferroviario tiene diferentes escalas de reproducción en las que se suele confiar, pero hoy trataremos la escala más utilizada y la que en la gran mayoría de los casos se expone en museos o entornos de coleccionistas; se trata de la escala H0.

La escala H0 se utiliza estrictamente en el modelismo ferroviario y basa sus proporciones en una relación de reducción de 1/87. Para los puristas técnicos, destaca el ancho de vía de 16,5 milímetros, que en las subescalas H0m y H0m es de 12 y 9 milímetros respectivamente. La nomenclatura H0 deriva del alemán Halb-null, que se traduce como: medio cero; esta denominación se acuñó por primera vez en 1930 en el Reino Unido para sustituir a la clásica escala 00. Se impuso como escala principal en el modelismo ferroviario gracias a la producción de trenes de juguete, que impusieron un verdadero estándar de construcción.

La escala H0 se impuso primero en Norteamérica y luego en Europa. Unos años más tarde, Italia entró en la producción comercial con esta escala, presentando modelos exclusivos. Exclusividad proporcionada por materiales de primera calidad y una mano de obra superior a la media.

MATERIALES

El modelismo ferroviario nació de la necesidad de reproducir a pequeña escala un mundo rico en detalles y sugerencias como el de los trenes; para ello es imprescindible contar con productos y materias primas del más alto nivel. La calidad de los materiales puede determinarse por dos factores principales: la reproducción real y la reproducción simulada.

La reproducción real se basa en el principio de proponer exactamente los mismos materiales que el producto original, ya sea madera o metal; como puedes imaginar, es un trabajo mucho más complejo y requiere un conocimiento profundo y científico de los materiales. En muchos casos, debido a la imposibilidad de encontrar materiales originales, se opta por una reproducción simulada, es decir, utilizando materiales alternativos que den el mismo rendimiento visual aunque no la misma composición química.

Entre los materiales utilizados para la reproducción simulada están los plásticos compuestos, que son muy fáciles de moldear y pueden pintarse para dar un efecto similar al del metal de los modelos originales. Pero, ¿es el modelismo ferroviario tan complejo como parece, o cualquiera puede acercarse a él y experimentar la emoción de crear algo desde cero? En las siguientes líneas analizaremos las diferentes producciones posibles.

CUANDO LA FABRICACIÓN SE CONVIERTE EN AFICIÓN

Cuando uno se acerca a una maqueta de trenes, a menudo se enfrenta al difícil dilema de si pertenece a una construcción artesanal o industrial; ¿Son estas dos categorías tan diferentes?

Maquetas de trenes artesanales

En los últimos años, el fenómeno de los constructores de maquetas de trenes ha ido en aumento, con reproducciones cada vez más codiciadas que cobran vida gracias a los entusiastas y a los hábiles artesanos. Por ello, y por la enorme calidad de los materiales utilizados, los fabricantes definen series limitadas y numeradas para los coleccionistas. Interesante es el desarrollo de la reproducción artesanal a escala 1:2, que como se puede deducir está dirigida a personalidades con grandes jardines o zonas de exposición.

Maquetas industriales

La otra cara de la moneda del modelismo ferroviario es la producción de modelos ferroviarios en miniatura de forma industrial; ésta es ciertamente menos emotiva y profunda que la artesanal, pero tiene mucha fuerza en el mercado. La amplia difusión de las grandes cadenas de producción ha hecho posible que las maquetas de trenes sean comerciales y estén al alcance de todos a un coste sostenible. Poseer un producto industrial puede ser menos noble que uno artesanal, pero muchas empresas, incluidas las italianas, están experimentando con nuevos materiales y técnicas para garantizar al público un producto lo más fiel posible a la obra original.

Noticias relacionadas

TOP